lunes, 29 de junio de 2015

Un remedio para los hombros doloridos

La tendinitis puede afectar a cualquier tendón del cuerpo, pero es más frecuente en el hombre que en cualquier parte del cuerpo. Repetidamente mover los brazos o las piernas hace que los tendones estén cada vez más susceptibles a la irritación y la inflamación asociada con la enfermedad. Un área que parece tener las consecuencias de este "desgaste" es el hombro. Afortunadamente, hay una serie de tratamientos para ayudar a aliviar el malestar que a menudo viene con esta condición inflamatoria.
Curas de auto cuidado
Para la mayoría de las personas con tendinitis, todo lo que realmente hay que hacer para "curar" esta condición es emplear algunas medidas de auto cuidado. Una vez que experimente el dolor y las molestias asociadas con la tendinitis del hombro colócate hielo. Mediante la aplicación de hielo, se disminuye la inflamación en la zona afectada y reduce las señales de dolor. Y al igual que cualquier otro tipo de lesión, es bueno que tengas puesto el hielo hasta 20 minutos. Dejar el hielo por más tiempo puede agravar una situación ya preocupante.
Después de que hayas helado el hombro afectado, envuelva el área con un vendaje elástico. Este proceso tiene dos propósitos muy específicos. No sólo inmovilizar el hombro para permitir la curación adecuada, sino que también ayuda a aliviar la inflamación, comprimiendo ligeramente la zona. Sin compresión, se puede encontrar que la inflamación del tendón limita el rango de movimiento en el hombro.
Para asegurar la curación adecuada, utiliza un vendaje para inmovilizarlo y descansa tu hombro. Mientras las vendas y el hielo son cruciales, el descanso es probablemente lo más eficaz y lo más importante que puedes hacer si tienes tendinitis en el hombro. Sin embargo, el descanso no significa necesariamente que no deberías mover físicamente la zona del cuerpo. Necesitas mantener la fuerza y ​​la flexibilidad de tu hombro para que puedas hacer las actividades que no te hagan forzar o irritar la zona.

Al permitir que el área se sane, no dudes en tomar analgésicos de venta libre, como paracetamol, ibuprofeno o aspirina. Estos tipos de medicamentos reducen la inflamación y el dolor asociado con esta condición en particular.
Tratamiento médico
Cuando el vendaje, el hielo  y el descanso no consiguen resultados, el médico suele recomendar un enfoque más agresivo para cuidar de tu hombro. 

A menudo, las inyecciones de corticosteroides se administran para mejorar la gestión de la inflamación y por lo tanto reducir o aliviar las señales de dolor. Sin embargo, tu médico también puede recomendar alguna terapia física. Un fisioterapeuta puede diseñar un programa de ejercicios para fortalecer y aumentar la flexibilidad de tu hombro. Y en los casos más graves, la condición puede llegar a necesitar cirugía para reparar la fractura o ruptura en el tendón.

jueves, 11 de junio de 2015

Bunraku: Teatro de marionetas japonés






Bunraku, es considerada una de las artes escénicas tradicionales de Japón. De gran popularidad en oriente, aunque poco conocida por los países del hemisferio occidental.

El nombre original era ningyo joruri que traduce: narrativa dramática con muñecos. Luego se adaptó a la palabra bunraku, que hace referencia al escenario sobre el que tenían las representaciones de marionetas. Su valor recae no únicamente en la técnica requerida para el movimiento de las marionetas, sino también en la calidad del acompañamiento musical del shamisen, que es un instrumento de cuerda japonés. Se distingue de otro teatro de marionetas porque los marionetistas aparecen a la vista de los espectadores. Además, existe un narrador que, acompasado por la música del shamisen, relata la historia con efusiva emotividad.

Su puesta en escena se caracteriza por la unión de tres artes escénicas distintas, las marionetas, la recitación (a cargo del recitador) y el músico que toca el shamisen.

El origen de las marionetas en el teatro japonés no se conoce con exactitud, ya que desde la antigüedad los muñecos o ningyo (en japonés significa “forma humana”), de apariencia humana, habían sido utilizados como parte de rituales religiosos. En los rituales se utilizaban a la marioneta como vehículo para hacer llegar plegarias a los dioses, o bien, el manipulador actuando como médium era poseído por un dios. En la actualidad se pueden apreciar aún estos tipos de rituales en zonas rurales, en las que la marioneta sirve para proteger a los niños de enfermedades.

Se calcula que el bunraku tiene su origen poco después que el teatro Kabuki, a finales del siglo XVI.

Las marionetas, en un principio, eran manipuladas por una sola persona y consistían en una cabeza y un vestido que el mismo manipulador construía.

En la actualidad las marionetas son extremadamente elaboradas y se clasifica según los personajes que representan; oficiales, héroes samurais, mujeres, entre otros. Los personajes más complejos requieren varias personas coordinando su movimiento, mientras que algunos personajes más simples pueden ser manipulados por una persona.



Aunque el bunraku no se ha extendido fuera de Japón tanto como otras artes escénicas tradicionales, es un arte de gran valor artístico y en 2008 fue finalmente inscrito en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.