Mi carrera universitaria no es lo que deseo, ¿qué hacer?

Cuando terminamos el bachillerato, pensamos que una gran parte de nuestra vida ha culminado. Pero lo cierto, es que sólo ha sido una pequeña etapa, porque la que sigue, es la que definirá lo que serás en la vida. Y es entonces cuando nos encontramos con el dilema de qué estudiar. Muchos se dejan llevar por motivos erróneos y terminan estudiando algo simplemente por hacerlo, y no por quererlo. Porque se supone que vas a estudiar algo que harás por el resto de tu vida. Esa carrera te formará como un profesional y tarde o temprano, la vas a ejercer en el campo laboral. Por esa razón, cuando se escoge una carrera, debes plantearte las siguientes preguntas: que quieres ser, cómo te ves y si realmente te hace feliz.

Si ninguna de esas 3 preguntas fue contestada, de seguro estás estudiando una carrera que no te gusta. Pero no te sientas mal, no estás solo en el mundo, porque hoy en día, miles de personas estudian carreras que no les agradan y todos por motivos diferentes. Sin embargo, eso no significa que te pueda ir mal. Muchas veces escoges una carrera para simplemente ‘estudiar algo y graduarte de lo que sea’ y se da que terminas agarrándole cariño a la carrera. Pero no todo el tiempo suele pasar esto, ojo. Entonces, ¿Qué pasaría si la carrera que deseabas desde adolescente no es lo que deseabas realmente? En ese momento deberás plantearte la siguiente pregunta: ¿la abandono o la sigo a pesar que no me siento a gusto cursándola? Sea cual sea tu respuesta, debes hacerlo por ti –primero y principal–. No te dejes llevar por lo que digan tus padres (a pesar que ellos sólo quieren lo mejor para ti) o por lo que te diga tu mejor amigo –o pareja–, lo único que debe importante es si la carrera te gusta y si te sientes a gusto con lo que te enseñan. Si puedes sobrellevar eso, entonces date una oportunidad. No todas las carreras son geniales desde el principio, a veces sólo necesitas llegar a la mitad para encontrarte con lo mejor.

Y recuerda, son 4 o 5 años de tu vida que estas invirtiendo para tu futuro, y si no te sientes feliz con la carrera, debes ser sincero contigo mismo. Si no es lo que esperabas, si no te va bien en las materias o simplemente no te gusta, toma una decisión. Porque estudiar debe ser algo que quieras hacer y no que debas hacer.



Comentarios