Juegos para beber: manos de cerveza




La mayoría de personas recuerda la película “Edward Scissorhands”, o como fue conocida en los países hispanohablantes: “El joven manos de tijera”. En ella Johnny Depp interpretaba a un curioso individuo que había sido creado al más puro estilo de la criatura de Frankenstein, y que en lugar de manos tenía tijeras. Ahora imagínate qué pasaría si en lugar de tijeras tuviera una botella de cerveza adherida a cada mano. De eso se trata este divertido juego.



Conocido en Estados Unidos como “Edward Fortyhands”, que se traduce al español como “Eduardo Manosbotellas”, en este juego los participantes deberán pegar botellas de cerveza de más de un litro a sus manos, para esto utilizarán cinta reforzada de embalaje, o alguna que sea lo suficientemente fuerte para retener las botellas en su lugar y poder moverlas libremente.



El juego consiste en que cada persona que esté participando deberá terminar la cerveza contenida en las botellas, sin dejar ni una sola gota, solo si lo consigue podrá quitarse la cinta y recuperar la movilidad normal de sus manos. El primero que termine ambas botellas es el ganador.



Lo divertido de este juego es que mientras se intenta terminar las botellas, nos darán ganas de ir al baño, o alguien llamará por teléfono, o algún imprevisto, pero pase lo que pase no podremos quitarnos la cinta para usar nuestras manos libremente, por lo que se darán divertidos momentos en los que tendremos que interactuar con las manos pegadas a dos botellas con cerveza.



Esta actividad está reservada a las personas mayores de edad y con buen aguante de alcohol, ya que dada la rapidez con la que será ingerido, es muy probable que los menos experimentados terminen vomitando. Y esto debe ser evitado, dado que una de las reglas es no hacerlo, en caso pase, ese participante será descalificado

Comentarios