Cómo regenerar la piel de tu rostro


Gracias a que día a día salimos a nuestros quehaceres con nuestro rostro descubierto, éste recibe las inclemencias climáticas como el viento, el sol, las temperaturas o muy altas o muy bajas y demás, por naturaleza durante el día la piel de nuestro rostro se protege y se mantiene a la defensiva, mientras que durante la noche se regenera y es por ahí donde empezaremos con lo que hay que hacer para tener un rostro completamente lúcido.
Descanso y tratamiento nocturno
Una de las cosas más importantes que siempre se han mencionado al respecto de la regeneración de la piel es el sueño, tienes que dormir cuando menos ocho horas diarias, pues mientras menos duermes, menos tiempo le darás a tu rostro para regenerar la piel dañada; aprovechando las horas de sueño, es lo ideal que utilices una crema facial regeneradora nocturna que haga que el proceso sea todavía más fructífero y permita que tu piel esté como si no hubiese recibido son todo el día.
También la hormona de nuestro cuerpo que se encarga del crecimiento se activa mientras dormimos y aunque después de adultos no ganaremos centímetros de altura, ésta se encarga también de la cicatrización de lesiones, incluidas las causadas por el sol y el mejorar nuestra musculatura que se haya desgastado con las actividades del día.
Una dieta ideal para verte joven
A veces olvidamos lo importante que es la alimentación para nuestro cuerpo, pensamos en ella sólo en relación al peso que podemos ganar, pero si comes abundantes frutas como el melón, las naranjas y las fresas, tu piel estará correctamente hidratada por su alto contenido de agua y también se verá más joven por su alto contenido de vitaminas; los frutos secos son muy buenos gracias a su efecto antioxidante, así que agrega todo esto a tu dieta.


Comentarios