Los primeros 3 meses de embarazo

Se comenta en los primeros tres meses de embarazo son los más delicados realmente es así tengamos en cuenta que el bebé se está formando y que el organismo materno se tiene que adaptar a esta nueva vida y es donde el cuerpo de la madre se siente más vulnerable.

Es aquí donde la madre psicológicamente percibe el miedo que algo de su rutina pueda dañar al bebé, suelen saltar la alarma cuando tenemos pérdidas de sangre, la mayoría de los casos es debido a la implantación incompleta del saco embrionario en la pared interna del útero.

La adherencia se tiene que completar y normalmente ésta se resuelve a medida que la bolsa crece y nuestro embarazo sigue su curso provocando la rotura de pequeños vasos y por lo tanto del sangrado.
Estas pérdidas pueden ser de un color oscuro esto viene a significar que fueron roturas anteriores y mientras no fueron expulsadas la sangre se fue oxidando.

Sin cambio notamos pérdidas de sangre acompañadas de un dolor menstrual debemos preocuparnos porque lo más probable es que se trate de una amenaza de aborto, si éste fuera el caso debemos de acudir a nuestro médico inmediatamente.

Según la Organización Mundial de la Salud se establece que durante el embarazo el protocolo sanitario obliga a realizar entre 2y 3 ecografías durante el embarazo, existen dos tipos de ecografías están la tras vaginal y la abdominal al no ser un examen invasivo se suele realizar con cierta frecuencia este examen comprueba el estado del cuello del útero en lugar de la implantación del óvulo su morfología su tamaño la frecuencia del ritmo cardíaco y la presencia del embrión.

Según parece durante los primeros meses tenemos una hormona llamada HCG que es la encargada de provocarnos náuseas, las náuseas suelen ser una señal muy positiva ya que indica que hay muchas hormonas en circulación dándonos a entender que el embarazo sigue su curso.

Si sufrimos náuseas lo mejor es comer poco pero a menudo, y tomar alimentos que absorban los jugos gástricos, como por ejemplo los frutos secos y entre horas intentar beber sorbos de bedidas con gas.

Estando embarazadas las pérdidas de flujo vaginal son más frecuentes de lo normal.
No hay que alarmarse, aún así si notamos las peleas son abundantes y está acompañada de un escozor o tienen un olor desagradable es preciso acudir urgentemente a nuestro ginecólogo, podría ser una vasculitis.

Por lo que nuestro ginecólogo debe comprobar a través de un análisis bacteriológico para así tratarlo lo más rápidamente posible.

El peligro de sufrir una crisis que se ponga en marcha un mecanismo de defensa que provoque contracciones que a su vez puede llevar consigo una amenaza de aborto.

O incluso si estamos en un avanzado estado de gestación corramos riesgo de un parto prematuro.

Mas info en Ginefiv.com

Comentarios

  1. Sin duda los primeros 3 meses del embarazo, son los más delicados. Muchas chicas que desconocen su embarazo, pierden a su bebe por no cuidarse en esta etapa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario